viernes, 12 de diciembre de 2008

1er Encuentro

1er Encuentro entre agentes de apoyo o Intervención Social en migraciones.



La situación actual en el ámbito de la INTERVENCIÓN SOCIAL en migraciones

Desde varios años, pero más intensamente desde el 2007, profesionales, migrantes, voluntarios o colaboradores en entidades del ámbito de la inmigración, hemos observado desconcertados cómo comenzaban a producirse cambios preocupantes en las políticas públicas y los recursos dirigidos a los migrantes: cierres de dispositivos, disminución del número de plazas en recursos de acogida, reorientaciones de los servicios en base a ideas alejadas de la realidad, etc…

Además, el contexto actual de “crisis económica” sirve de justificación para la Administración a la hora de defender los recortes presupuestarios en materia de servicios sociales.

Por otro lado, a nivel europeo nos encontramos con unas políticas migratorias con un enfoque cada vez más restrictivo y securitario, atendiendo sólo a las propias necesidades económicas y de mano de obra de los Estados europeos, sin tener en cuenta los derechos de las personas migrantes, que en la mayor parte de los casos se ven obligadas a salir de sus países por diversos motivos (hambre, guerras, persecución, o falta de perspectivas vitales), en los que los países del Norte tienen demasiado que ver.

En el caso de España, además de deambular por la línea de las privatizaciones, también se están adoptando políticas incoherentes que están abocando a la exclusión a los migrantes que en estos momentos se encuentran en territorio español.

Las ONGs actúan como gestoras de los servicios olvidando cada vez más su papel crítico y de transformación social: la ausencia de fondos propios, y la dependencia de subvenciones de la Administración, les sitúa en una situación lamentable en la que su interés principal es el económico (para su propia supervivencia).

Fijando un poco más la mirada, observamos cómo los profesionales de la intervención protagonizan una situación de precariedad creciente (bajos salarios, inestabilidad laboral, sobrecarga laboral, presión de las entidades, exceso de responsabilidades, etc…), que influye negativamente en la atención que reciben las personas migrantes.


El resultado es una total FRUSTRACIÓN: migrantes que se sienten desatendidos, profesionales que cada vez se alejan más del objeto de su profesión, perversión de las motivaciones, obstáculos institucionales...

Otros agentes de organizaciones alternativas (plataformas, colectivos, centros sociales, etc…) han desarrollado nuevos espacios de encuentro con los migrantes, tendentes a la horizontalidad, que generan formas de interacción más enriquecedoras entre migrantes y autóctonos, constituyéndose como puntos de apoyo y generándose procesos de acompañamiento muy útiles para las personas migrantes. Son efectivas, pero por su carácter voluntario y militante (falta de recursos económicos, recursos humanos limitados, etc...) no pueden abarcar todo lo que no están cubriendo las organizaciones formales. Ni tampoco es ese su objetivo.

Posibilidades de REFLEXIÓN y ACCIÓN

¿Qué proponemos?
Favorecer un espacio de encuentro para to@s (trabajador@s, migrantes, voluntari@s, colaborado@s) en el que podamos exteriorizar nuestras opiniones sobre esta situación actual y debatir sobre posibilidades de acción a nuestro alcance.

¿Cómo?
A través de un Primer Encuentro en el que se pretende dar cabida a todas las voces, se expondrán puntos de vista, se definirán problemas y obstáculos, se buscarán intersecciones, y se pensarán nuevas vías.

¿Para qué?
El objetivo de este Primer Encuentro es comenzar a definir futuras líneas de acción que permitan mejorar en sentido amplio los servicios que se dirigen a las personas migrantes, no sólo en lo referido a la atención que se ofrece, sino también en lo relativo a las condiciones de trabajo de los profesionales: CALIDAD PARA TOD@S.

Un espacio de encuentro

para tod@s los implicad@s (trabajador@s/migrantes/voluntari@s/colaborador@s)

Te esperamos

el 18 de Diciembre, a las 20:00h., en el Patio Maravillas

(c/. Acuerdo nº8, Metro: NOVICIADO)

NO te conformes.

Junt@s podemos cambiarlo.

Para más información:

- Plataforma “Xsi Cierran”

http://porsicierran.blogspot.com

- Ferrocarril Clandestino

www.transfronterizo.net

- Centro Social SECO -

http://ods.cs-seco.org/





lunes, 8 de diciembre de 2008

sábado, 25 de octubre de 2008

Desigualdad y mercado de saldos

¿Hacia dónde van las políticas públicas en materia de inmigración en la Comunidad de Madrid?

El Plan de Integración y el Plan Madrid
En 2004 y 2006, Ayuntamiento y Comunidad de Madrid presentaban, respectivamente, sendos Planes de actuación para afrontar el reto que suponía el creciente aumento de la población extranjera en esta comunidad, acontecido en los últimos años.

El Plan de Integración 2006-08 de la Comunidad de Madrid (conocido como Plan de integración) se concebía como un Plan bidireccional, puesto que afirmaba buscar la implicación tanto de la población autóctona como de la población migrante en la consecución del proceso de integración social. Sobre el papel, el Plan no contemplaba, en líneas generales, la apertura de nuevos dispositivos, sino el reforzamiento y potenciación, a través de programas, actividades, cursos, campañas y estudios de los recursos ya existentes, en áreas tan diversas como empleo, vivienda, educación, servicios sociales, salud, opinión pública, participación… Como pieza clave dentro de los dispositivos de gestión de la diversidad, se preveía la consolidación de los CASI (Centros de Atención Social a Inmigrantes), cuyas funciones vendrían a complementarse con la creación de los CEPI (Centros de Participación e Integración), concebidos como lugares de encuentro entre autóctonos y migrantes, aunque separados por nacionalidad de origen.

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid, presentaba su I Plan Madrid de Convivencia Social Intercultural (conocido simplemente como Plan Madrid), como un plan innovador y ambicioso, puesto que afirmaba querer ir más allá de la mera integración de la población migrante y «perseguir el impulso y la mejora de la convivencia entre todos los madrileños». La actuación del Ayuntamiento quedaba definida en torno a tres ejes (articulación del modelo convivencial, normalización en el acceso a los recursos y el impulso y mejora de la convivencia) entre los que se distribuirían 37 dispositivos de nueva creación, aunque finalmente sólo 34 llegarían a materializarse.

Como ya es norma en el ámbito de la intervención social, la gestión de los recursos tanto del Plan de Integración como del Plan Madrid estaba contratada con todo un abanico de ONGs, fundaciones y empresas de lo social: Cruz Roja, CEAR, Grupo 5, MPDL, ACCEM, Fundación Autónoma o La Rueca eran algunas de ellas.

La desigualdad en aumento
Este año, ambos Planes llegan a su fin. En el período que nos separa de su puesta en marcha, el resultado que encontramos, en términos socioeconómicos, no parece nada esperanzador. Son infinitos los indicadores que nos hablan de un aumento de la desigualdad entre la población española y la extranjera: el Banco de España, en su informe del 2007, hablaba de una mayor movilidad laboral y una mayor temporalidad de los inmigrantes –más de la mitad tienen un contrato temporal, frente a menos de un tercio de los españoles; los últimos datos del INEM sitúan la tasa de paro de los inmigrantes en un 16,46%, frente a un 9,34% de los españoles; a su vez, el INE reflejaba que, en condiciones de igual trabajo, los extranjeros cobran entre un 20-35% menos que los españoles.

Por otro lado, a escala europea, puede percibirse un claro aumento del racismo institucional, que se refleja en muchas de las nuevas normativas legales (las más evidentes, la mal llamada «directiva de retorno» y las modificaciones introducidas por el nuevo gobierno de Berlusconi). En varios países, han ganado en las urnas presidentes con discursos securitarios abiertamente anti-inmigrantes (Sarkozy, Berlusconi, Merkel…), a la par que, a través de las televisiones, nos van llegando episodios de racismo popular: tal vez, una de las imágenes más espectaculares se haya podido ver de nuevo en Italia, con los incendios provocados en sendos campamentos de rumanos.

Sin embargo, este análisis parece escapársele a las Administraciones Públicas. Aunque tanto la Comunidad como el Ayuntamiento de Madrid apostaron por la igualdad (entendida como el acceso, en igualdad de condiciones, a las mismas oportunidades que el resto de los madrileños) y la normalización (evitar la generación de procedimientos, dispositivos o prestaciones segregadas de los que existen para el conjunto de la ciudadanía) como principios rectores de sus respetivos planes, la evaluación pública de los resultados obtenidos se limita a una cuantificación en términos absolutos de las actuaciones realizadas, sin hacer un análisis serio de su incidencia social real, desdeñando o tratando muy superficialmente los datos socioeconómicos comparativos, que permitirían evaluar si en efecto tales actuaciones han revertido en una mayor igualdad social y normalización, y dejando por completo de lado todo análisis cualitativo del proceso de integración y convivencia real.

Cierres, recortes y cambios de entidad gestora
Por otro lado, a pesar de que los planes se valoran muy positivamente, lo cierto es que, en los dos últimos años, muchos de los recursos han sido objeto de cierre, reducción de plantilla o cambios de entidad gestora. Es el caso de los 18 CASI integrados en el Plan de Integración, de los que sólo quedan cuatro, con un cierre previsto para finales de este año. Es cierto que se están poniendo en marcha nuevos CASI, en nuevas ubicaciones (se prevén un total de 6, un número mucho menor al existente y que tendrá que cubrir áreas de actuación mucho mayores con menos recursos), pero, aún así, la inversión de tiempo, dinero público y capital humano en infraestructuras, formación de profesionales y creación de referentes y de una red social en torno a los primeros CASI, fundamental para su adecuado funcionamiento, se tira literalmente a la basura con su cierre. Los cierres no han afectado sólo a dispositivos de la Comunidad de Madrid: la Escuela de Convivencia o el Servicio de Atención Jurídica contra el Racismo y la Xenofobia, del Plan Madrid del Ayuntamiento, también se han cerrado a menos de 2 años de su apertura.

Algo parecido sucede con los cambios inmotivados de la entidad gestora. Por más que el dispositivo se mantenga, el cambio en la entidad con la que se contrata, sin que haya habido ningún desfalco o problema serio de por medio, supone siempre un cambio injustificado en la plantilla y, por lo tanto, una pérdida de las personas de referencia para los usuarios. Por otro lado, estos cambios siempre implican una suspensión temporal del funcionamiento de recursos supuestamente «públicos», dejando en la estacada a muchos usuarios y, en ocasiones, manteniendo «secuestrados» expedientes muchas veces vitales (por ejemplo, de usuarios que están tramitando permisos de residencia o con procedimientos penales abiertos). Así sucedió con el cambio de gestión del Programa de Atención y Acogida Temporal a población de origen Subsahariano, que pasó de Grupo 5 a CEAR, con una importante reducción de presupuesto, y se mantuvo con ello 2 meses cerrado.

A su vez, dadas las excelencias que pueden leerse en las evaluaciones públicas del Plan Madrid, sorprenden las reducciones de presupuesto y plantilla que han afectado a recursos fundamentales como el Servicio de Traducción e Interpretación, que ha quedado reducido a un mero call-center, o el Observatorio de las Migraciones y de la Convivencia Intercultural de la Ciudad de Madrid, donde se han eliminado los estudios de amplio alcance, únicos capaces de dar cuenta del aumento de la desigualdad y otras grandes tendencias sociales de cambio.

¿Y las entidades sociales qué?
En este panorama de inestabilidad general, donde cunden los rumores de otros cierres, reducciones y cambios de gestión, donde las adjudicciones de los contratos de gestión tantas veces dependen de las buenas relaciones con la administración, del acceso a información privilegiada y de la capacidad de reducir al mínimo el presupuesto, precarizando los recursos tanto para trabajadores como para usuarios, las ONGs, fundaciones y empresas de intervención social acaban entrando en feroz competencia entre sí, convirtiendo al tercer sector en un mercado de saldos, donde la «crítica» puede quedar reducida a marca de un producto «social».

Ha llegado el momento de tomar cierta distancia crítica y hacerse algunas preguntas. Detrás de los grandes titulares y de las evaluaciones a todo color de los planes de integración o convivencia, ¿tienen los gobernantes y gestores de la comunidad y ciudad de Madrid algún modelo de ciudad en la cabeza o funciona todo más bien al albur de pequeños acuerdos, urgencias y necesidades de promoción y votos? ¿Tienen las ONG’s y asociaciones que participan de estos planes alguna evaluación propia de lo que ha sucedido y alguna estrategia de intervención para el futuro, con criterios propios? ¿Hacia qué modelo de convivencia avanza la ciudad de Madrid, afectada por estos planes, pero también por el racismo institucional inscrito en los mecanismos legales de regulación de la inmigración, por tendencias a un aumento de la desigualdad social entre inmigrantes y autóctonos y por el hacer y deshacer de sus millones de ciudadanos?

Rosa Porsicierran,
Madrid, septiembre de 2008

viernes, 16 de mayo de 2008

El CASI de Majadahonda cierra este miércoles

30-04-2008 - Celia G. Naranjo - Fotografías: Porsicierran las Fronteras.





La Comunidad de Madrid cerró oficialmente este miércoles el Centro de Atención Social a Inmigrantes (CASI) de Majadahonda. Los trabajadores denuncian que han quedado unos 280 expedientes abiertos.
Este martes, los trabajadores del CASI de Majadahonda, gestionado por la empresa Grupo 5, ultimaban los preparativos para su cierre. Tras empaquetar toda la documentación para enviarla a la Consejería de Inmigración, avisar a los usuarios localizables y derivar a los usuarios de las 18 plazas de acogida de emergencia a otros CASI, los empleados, que conocían con la "suficiente antelación" la fecha de cierre del centro, celebraron una pequeña 'fiesta de despedida' con tambores.



Por este CASI, que atendía a la población de Majadahonda, Pozuelo de Alarcón, Boadilla del Monte, Las Rozas, Las Matas, Brunete, Quijorna, Villanueva de la Cañada y Villanueva del Pardillo, pasaban una media de 1.500 personas al año, según los trabajadores. "Lo único que va a quedar ahora de referencia en la zona es el CEPI Hispano-Peruano", aseguró una portavoz de la Plataforma Porsicierran Las Fronteras. "Pero este dispositivo no tiene plazas de acogida, no hace intervenciones individuales y va a quedar mucha población desatendida", aseguró.

Fuentes de la Consejería de Inmigración aseguraron a Madridiario que ha salido a concurso la gestión de un nuevo CASI que atenderá a los mismos municipios que el que cerró este miércoles (zona Oeste) y que Grupo 5, que también gestiona el de Getafe, se ha presentado, así como a los otros tres procedimientos abiertos para otros tres centros de similares características. De esta forma, aseguraron, los nuevos dispositivos quedarán ubicados en Madrid capital (dos), la zona sur y la zona oeste de la región.

Se trata del tercer CASI que la Consejería cierra en lo que va de año. En enero, tanto el de Móstoles como el de Carabanchel dejaron de funcionar. A pesar de que la Porsicierran las Fronteras teme que en las próximas semanas hagan lo propio con los centros análogos situados en Centro, Tetuán, Villalba y Chamberí, el Gobierno regional asegura que estos dispositivos no desaparecerán en la región, ya que "los municipios están asumiendo esas funciones gracias a la financiación autonómica".



martes, 29 de abril de 2008

30 DE ABRIL CIERRE del CASI MAJADAHONDA


Continúa la Agenda de cierres

CASI (Centros de Atención Social Inmigrante)- Comunidad de Madrid


En enero de 2008 de manera silenciada se cerraron dos de los Centros de Atención Social a Inmigrante en Mostoles y Carabanchel. Correspondiendo a una nueva política de servicios sociales gestionados desde el Gobierno Regional de Esperanza Aguirre.

Mañana 30 de Abril cierra sus puertas oficialmente el Centro de Atención Social a Inmigrantes CASI del Municipio de Majadahonda (C/ Santa Ana, 17), que atendió a un población de aproximadamente 1000 personas por año y tenia 18 plazas de acogida.

Este CASI gestionado por Grupo 5 desde el año 2006 cubria la población residente en los municipios colindantes de Pozuelo de Alarcón, Boadilla del Monte, Las Rozas, Las Matas, Brunete, Quijorna, Villanueva de la Cañada y Villanueva del Pardillo.


Es el tercer cierre de CASI de este año, dando continuidad a una larga agenda de cierres durante el 2008. Actualmente desde la administración declaran que esta modificación corresponde a una centralización de servicios para población extranjera por zonas: norte, sur, este, oeste.


El día 10 de Marzo se han publicado los pliegos de condiciones para la gestión de cuatro nuevos CASI dos en Madrid capital y otros dos en las zonas Oeste y Sur de la Comunidad de Madrid.

El concurso estuvo abierto del 11 al 25 de marzo coincidiendo casualmente con la Semana Santa, las actuales bases reguladoras no contemplan la figura de atención jurídica ni la de orientación sociolaboral asimismo la población atendida será de varios municipios con un solo CASI por zona geográfica teniendo el mismo equipo de profesionales a cargo.


En definitiva, menos profesionales atienden a una población mucho mayor y

Municipios como Majadahonda, Villalba, Galapagar, quedarán sin atención.

Plataforma Por si Cierran

viernes, 11 de abril de 2008

COMUNICADO PRENSA CIE ALUCHE

La Plataforma “Por si cierran las Fronteras”, en su deseo de servir como foro de encuentro e intercambio entre profesionales del ámbito social (y del campo de las migraciones en particular), ante los graves acontecimientos que se han producido durante esta semana en el CIE de Aluche y las denuncias sobre supuestos malos tratos a internos, ha decidido servir como plataforma para las declaraciones manifestadas por un elevado número de profesionales que trabajan en diferentes organizaciones que desarrollan programas de acogida humanitaria e integral con personas en situación irregular, y que no encuentran eco a sus voces en las organizaciones en las que desempeñan sus tareas.

COMUNICADO


Como trabajadores de diferentes organizaciones que están desarrollando programas de atención humanitaria e integral a personas en situación irregular, queremos realizar una serie de aclaraciones en relación a la información aparecida sobre el Centro de Internamiento de Aluche:

  • Ninguna de las organizaciones que está llevando a cabo programas de atención humanitaria e integral a las personas salidas de los CIEs tiene acceso al interior de los mismos, por lo que no es cierto que se estén desempeñando tareas sociales por parte de estas organizaciones en el interior de los centros. La labor de estas organizaciones comienza a la puerta del CIE, cuando recogen a las personas que acaban de salir del centro de internamiento, para trasladarlas a sus respectivos programas de acogida. Podemos dar fé de esto, porque somos algun@s de nosotr@s quienes llevamos a cabo estas tareas.
  • Teniendo en cuenta las denuncias que se han manifestado, como profesionales del ámbito social exigimos que se lleven a cabo las investigaciones oportunas, y que se depuren responsabilidades en caso de que las acusaciones sean ciertas.
  • Exigimos que se respete el cumplimiento de los Derechos Humanos en el trato dispensado a las personas inmigrantes en el interior de estos centros.
  • Exigimos que aumente la transparencia en la gestión de estos centros, espacios opacos a los que las organizaciones sociales no tienen acceso.
  • Queremos dejar constancia de que algunos colectivos sociales como “El Ferrocarril Clandestino” o la “Oficina de Derechos Sociales del Patio Maravillas”, no pueden ser calificados en los términos utilizados por la Confederación Española de Policía: "presuntas ONGs residuales y minoritarias, han mentido y están utilizando el fenómeno de la inmigración y el sufrimiento que para algunos inmigrantes supone esta situación como palanca para justificar sus salidas en los medios de comunicación, puesto que con su actividad radical no se logran colocar en el espacio social".
  • Desde este espacio, queremos dejar bien claro que ambos colectivos están realizando un trabajo excepcional, desempeñando tareas voluntarias y no remuneradas. En la mayor parte de los casos se trata de profesionales altamente cualificados que trabajan para organizaciones sociales, y que deciden dedicar algo de su tiempo libre para cubrir servicios necesarios para la población (servicios que no se están ofreciendo desde las ONGs ni desde la administración, debido a la falta de capacidad para detectar necesidades o directamente a la falta de voluntad política).
  • Por último, esperamos que las declaraciones realizadas no conduzcan a una polarización de posicionamientos, sino que simplemente contribuyan a una mayor colaboración y comunicación entre todas las entidades (organizaciones sociales o administración, incluidos aquí los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado) vinculadas con la atención a personas migrantes, de modo que cualquier vulneración de los derechos humanos pueda ser investigada y perseguida.


Fdo. Profesionales del ámbito de las migraciones


Descarga la nota en pdf


sábado, 29 de marzo de 2008

"CERRADOS"

Este corto contiene las imágenes de algunos de los centros de atención social para inmigrantes en la Comunidad de Madrid que han cerrado. Escucharan las voces de las personas afectadas por la retirada o modificación de estos servicios, así también lo que se perdió: profesionales que trabajan para la integración y lucha por los derechos sociales de las personas de origen extranjero en esta sociedad.


video

martes, 11 de marzo de 2008




El 29 de febrero se anunciaba el cierre del Servicio de Asistencia Jurídica para personas que han sufrido discriminación racista o xenófoba promovido por el Ayuntamiento de Madrid. Es uno más de la larga lista de los mecanismos de integración para migrantes que desaparece.

Leer el articulo completo

jueves, 7 de febrero de 2008

Consejos prácticos “Porsicierran”

Ante la situación atravesada por muchas personas profesionales del ámbito de las migraciónes que han visto cómo los dispositivos, proyectos o programas en los que estaban trabajando, se cerraban apresuradamente con lo que todo esto conlleva (incertidumbre sobre el futuro de los usuarios, experiencias traumáticas de las propias trabajadoras, imposibilidad de realizar cierres dignos, cerrar expedientes, efectuar derivaciones, ordenar documentación, avisar a los usuarios, etc...), desde la plataforma “Porsicierran” confeccionamos la siguiente lista de “consejos prácticos”, esperando que puedan ser de utilidad a quienes se vean obligados a pasar por el mismo trance.


Descarga los consejos en formato pdf




Articulo Publicado Revista Tumai

DISPOSITIVOS DE ATENCIÓN A INMIGRANTES

Recursos al borde del jaque mate



C
ualquier día, alguien puede toparse con una puerta cerrada donde poco antes existía un servicio asistencial especializado. Al adjudicarse la gestión social a diversas entidades, los extranjeros quedan a expensas de la renovación de los contratos y de la lentitud administrativa, causas por las que en Madrid, en lo que va de año, han finalizado algunos recursos

Leer articulo completo

martes, 15 de enero de 2008

Cierran CASI Mostoles y CASI Carabanchel (... y ya van 8)


Cierran de forma silenciosa y poco transparente dos CASIs (Centros de Atención Social a Inmigrantes) de la Comunidad de Madrid, concretamente, en el barrio de Carabanchel y en el municipio de Móstoles. Éste último era el único servicio de 80 municipios colindantes. El mismo día del cierre se eliminó todo vestigio de la actividad que allí se realizaba incluidas las placas identificativas.

lunes, 7 de enero de 2008

SOS Racismo Madrid muestra su preocupación por los programas de acogida y convivencia en la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid

Como entidad perteneciente al ámbito asociativo de la Comunidad de Madrid y que tiene entre sus objetivos la lucha contra el racismo y la xenofobia, SOS RACISMO MADRID muestra su preocupación por la actual y futura situación de los planes de actuación de acogida, atención y convivencia.

El plan “Madrid” del ayuntamiento de Madrid y el plan Regional de Inmigración de la Comunidad de Madrid proyectados hace pocos años, se encuentran en una situación de bloqueo y paralización debido a la indefinición y falta de información que transmiten los nuevos equipos de gobierno de ambas Administraciones.

Nos preocupa el cierre de los Centros de Atención Social a Inmigrantes en Carabanchel, Tetuán, Fuenlabrada, Villalba, Móstoles, así como el devenir de los restantes, que garantizaban una atención básica y interdisciplinar a los nuevos vecinos de origen extranjero que se instalaban en esos distritos o municipios, así como otros recursos de acogida específicos. Especialmente puesto que no se propone otros recursos alternativos que garanticen ese tipo de atención. Siendo por ejemplo, los CEPIS alternativas que no atienden a necesidades como la acogida en casos de emergencia o de atención individualizada. Nos preocupa por lo tanto, desconocer las alternativas y las futuras líneas del Plan Regional de Inmigración.

Consideramos a su vez preocupante, la falta de información sobre el devenir del Servicio contra el racismo del Colegio de Abogados de Madrid en convenio con el ayuntamiento. La falta de incertidumbre es preocupante para un recurso que desde SOS RACISMO MADRID hemos venido apoyando y cuya existencia consideramos importante, sobre todo a tenor del importante nivel de casos atendidos y del número de juicios llevados. Recordamos que el municipio de Madrid es parte de la Red de ciudades contra el Racismo promovido por la UNESCO y cuyos compromisos básicos se han firmado. Desde SOS RACISMO MADRID pedimos que se asegure la continuidad de este recurso y se le dote de medios para poder seguir apoyando a las victimas de racismo ante los Tribunales.

Señalar también que nos preocupa el futuro de los recursos sociales que promueven la convivencia sea a través de la formación o de la participación( EMSI; Escuela de convivencia o el Foro Madrid y la Mesas Distritales de convivencia.)

Queremos reseñar que el cierre de los dispositivos o la falta de información o confusión sobre su continuidad tienen sin duda a dos colectivos perjudicados. Los usuarios de estos recursos sufrirán la perdida de un recurso social de referencia que no será sustituido por otro similar o en el mejor de los casos la paralización de los servicios durante un tiempo hasta la clarificación sobre su futuro.
Por otro lado, obviamente señalar el perjuicio que se realiza a los trabajadores y trabajadoras de estos recursos sociales que bien se verán despedidos o se encuentran en un grave momento de incertidumbre laboral.
Por lo tanto mediante esta nota queremos realizar una llamada de atención sobre la situación de los planes de inmigración y convivencia de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid. Por lo tanto deseamos que se garantice una alternativa a los perjudicados por el cierre de estos dispositivos y se clarifique la situación de los dispositivos cuya continuidad este clara. Consideramos que para el éxito de planes de actuación social es necesario garantizar su estabilidad y continuidad durante un tiempo suficiente y no realizar cambios sin ofrecer argumentos ni alternativas.

SOS RACISMO MADRID www.sosracismomadrid.es

sábado, 5 de enero de 2008

Con recortes de presupuesto, cierres y modificación de los servicios sociales para la atención de inmigrantes comenzara este año 2008

El trabajo social promueve la resolución de problemas en las relaciones humanas, potencia los cambios sociales y empodera a las personas a través del ejercicio de sus derechos y denuncia de los que no se cumplen mejorando la convivencia y la integración en la sociedad. Sí una ciudad carece de dispositivos que se encarguen de llevar esta tarea veríamos reducido nuestro potencial de actuación como población.
En Madrid, tanto Comunidad como Ayuntamiento han iniciado con Planes específicos una integración y convivencia posible para la transformación del mapa social que se vive en la actualidad con población inmigrante, autóctona, pluralidad de religiones y modos de vida totalmente diferentes. ¿Estos planes fueron implantados realmente? La pregunta surge a raíz de que muchos de los centros para lograr esta Suma de todos que se propuso no se han inaugurado realmente y los que sí han abierto sus puertas se han cerrado alegando de parte de las administraciones que no se tratan de cierres sino de modificación en la manera que se brinda la atención.
Según la Plataforma Porsicierran de trabajadores y usuarios de estos servicios: “Estas modificaciones en la atención se debe a recortes presupuestarios para el nuevo año 2008. Esperanza Aguirre al asumir como nueva Presidenta de la Comunidad de Madrid en mayo de 2003 propone en su campaña electoral finalizar en el 2006-2007 con 32 CASIs (Centro de Atención Social al Inmigrante) abiertos. Al día de hoy esa promesa carece de base ya que en mayo de este año solo habían 13 CASI habiendo sido cerrados algunos de ellos como el de Puente de Vallecas y Villaverde. Sin embargo, a lo largo de este año han abierto otro tipo de centros con servicios diferentes los CEPIs (Centros de Participación e Integración de inmigrantes)”. El Diputado Socialista en la Asamblea de Madrid Francisco Contreras, estos centros a su juicio, están al servicio de los "intereses electorales" del Gobierno del PP y son "inoperantes" para la integración de este colectivo. "¿Qué pintan los Legionarios de Cristo" al frente de algunos de estos dispositivos?", se preguntó Contreras, quien explicó que lo hacen "a través de la Fundación Francisco de Vitoria y del Opus Dei". Luego señala que los centros nacieron "rodeados de polémica sobre su utilidad, ubicación y adjudicación". Y criticó la ubicación que tenían muchos de estos por encontrarse alejados de las zonas donde residen los inmigrantes cuya nacionalidad se nombra en cada CEPI. La denominación Centro Hispano y una nacionalidad en concreto excluye en el mismo nombre al resto de población inmigrante de otras nacionalidades. De modo que genera en los asistentes una selección de participación por nacionalidad y provoca la formación de guetos. La Administración alega que estos centros tienen la misma función que los CASIs cuando estos sean cerrados. Sin embargo, los usuarios no consideran que en los CEPIs se realice la misma labor profesional en las disciplinas jurídicas, psicológicas, laborales y sanitarias como se lleva a cabo en los CASIS. A principios de diciembre había datos de fuentes que confirmaban el cierre de 6 CASIs para el 15 de enero de 2008, a raíz de las protestas generadas después del 11 de diciembre en la huelga de trabajadores sociales por un pliego de condiciones salariales más adecuadas está decisión tuvo una modificación. En esta última semana según fuentes nos informaron que los CASIs que hasta hace poco iban a cerrar, se aplazara el cierre en algunos casos como el de Fuenlabrada hasta mayo de 2008 y otros continuaran dos meses más.
En tanto, el Ayuntamiento de Madrid en este mes donde el Caso Guateque aún esta en una etapa de investigación y detenciones. Ha decidido cerrar un Centro del Programa de Atención y Acogida a Población Subsahariana que por año tenía un coste de 800.000 euros, en el se brindaba techo a personas con procesos migratorios traumáticos y en muchos casos problemas de salud. También se brindaba atención psicológica, orientación laboral y atención jurídica. El proceso de cierre comienza el día 13 de diciembre, en un comunicado les informan a los empleados que debido a una carencia burocrática en el procesamiento de concesiones y que la empresa Grupo 5 que gestionaba dicho recurso, no se ha presentado a la renovación porque el presupuesto fue reducido a la mitad por parte del Ayuntamiento. El día 31 de diciembre se dispone el cierre del centro y las personas deberán ser trasladadas a un Hotel temporalmente hasta que otra entidad se haga cargo del Programa. "Grupo 5 había propuesto al Ayuntamiento un mes más de continuidad bajo gasto de la propia empresa, la propuesta fue rechazada de parte de los técnicos del Ayuntamiento" según una trabajadora del programa. El día viernes 28 fueron trasladados desde la plaza de Ventas (ubicación que esta lejana a los pisos) con un autocar contratado por Cruz Roja. Un servicio de mensajería recogió toda la documentación de todos los procesos llevados durante el año de 900 personas y los lleva sin seguridad alguna hacía el Ayuntamiento. El traslado de los usuarios se realizó con normalidad y lo que se percibió en el ambiente es tristeza y desconfianza. El trasporte utilizado un autocar conocido por ellos ya que en varias ocasiones tanto en Canarias como en la Península fueron trasladados en este transporte y son utilizados también para repatriar a otros compañeros que vieron irse. Al Hotel llegan acompañados por las trabajadoras que estuvieron junto a ellos en los pisos durante todo el año, periodistas y personas de la Plataforma Porsicierran. En ningún momento apareció en ese traslado personal del Ayuntamiento o Cruz Roja quien supervisara el Programa. Los únicos presentes en el Hotel eran los empleados del mismo quienes luego de entrar echaron a las trabajadoras sociales que estaban orientándolos. El Hotel Welcome, se encuentra en la punta del Polígono Industrial de Villa de Vallecas, a 15 minutos en autobús de la boca de metro de Sierra Guadalupe. El personal del Hotel decide que tampoco debe haber periodistas en la cercanía del lugar y llaman a la policía, amenazan con denunciar a trabajadores, Grupo 5 y periodistas. El Programa continuara según versiones oficiales. Sin embargo, los inmigrantes solo tienen alimentación y hospedaje, en tanto no tienen transporte, ni continuidad en sus procesos de postoperatorios, ni continuidad en procesos judiciales y mucho menos un monitor que los acompañe y oriente ya que el aprendizaje del idioma se vio interrumpido al igual que el programa. La Administración comunicó recién el 28 por la noche que el Programa se lo concedieron a CEAR por la mitad de presupuesto. Esta información no se comunicó el día que asistió Ana Calamita Técnica del Ayuntamiento el miércoles 26 de diciembre, fundamentando que ese tipo de resolución llevaba un tiempo largo en darse.
Mientras tanto estos dos meses Cruz Roja no tendrá ningún monitor que supervise. El día 31 se vivió otra modificación en el Dispositivo Nº7 Servicio de Traductores e Interpretes (CETI), según una fuente "el Servicio de Interpretes y Traductores del Ayuntamiento de Madrid en vez de realizarse como se venía haciendo presencialmente se concedió el servicio a una empresa que atenderá las consultas mediante teléfono móvil las solicitudes de traducciones de los servicios sociales."
Estos son recortes presupuestarios de los servicios que se dirigen a inmigrantes, los planes introducidos con bombo y platillo ahora son agua pasada…. Aunque constan los documentos que confirman las partidas de fondos y las acciones de los planes. A donde han ido los fondos que se destinaban para estos planes tanto de la Comunidad de Madrid como del Ayuntamiento? Según el Ayuntamiento todo es un lento procedimiento burocrático que ha impedido que el Programa de Subsaharianos se renueve. Sin embargo, según la Plataforma Porsicierran, encuentra que hubo decisiones contradictorias de lo que se dijo en un inicio con las de hoy en día, que se han tomado sobre la marcha según las noticias iban saliendo a la luz. Como es posible que el cierre de un programa sea por una gestión lenta? Y cuando sale la noticia a la luz, en un par de horas se firma convenio con Cruz Roja para los dos meses en el Hostal y el día del traslado por la noche se confirma que CEAR en marzo será la entidad que gestionara el Programa. Toda esta información no había sido comunicada hasta el día 26, ocasionando un ambiente tenso y de incertidumbre en los usuarios y trabajadores.
A donde va a parar el dinero y cual es la decisión de que en vez de designarlo a los servicios para la atención de inmigrantes sean dirigidos hacía otros destinos? Sin embargo, el dinero si lo hay para una Performance de luz y sonido el día 23 de diciembre en Cibeles, o las luces de todo Madrid o a un Árbol de Ilusiones. Para las fiestas el Ayuntamiento de Madrid autorizo un gasto de 5.602.381 euros a una sola empresa Madrid Arte y Cultura (MACSA). El Árbol de la ilusión y la magia es una construcción de cartones. Un simple cartón de esos con los que se cubren del frío las personas sin techo. Para la Campaña Contra el Frío se designo un gasto para este año de 900.000 para todo el invierno, para los 20 días de las fiestas casi 6 millones.Otra de las afirmaciones de la Plataforma es que esto es una estrategia política, donde quieren que la desorientación y el deambular de la población inmigrante sea visible para el resto de la sociedad antes de las Elecciones Nacionales de 2008. Por otra parte, los recortes en los servicios y más medidas restrictivas que se dirigen hacía la Propuesta de Ley de Inmigración donde es manifiesta la criminalización de la inmigración y la clasificación de ciudadanos, la REDI (Red Estatal por los Derechos de los Inmigrantes) denuncia que está ley es racismo institucional.
Las ilusiones que pedimos en ese árbol de fantasía y magia ubicado en el Retiro son burbujas de irrealidad y muy caras… Un árbol artificial que no se alimenta de ilusiones sino de vidas y de sueldos de todos los madrileños e inmigrantes que residen en la ciudad.
Fuente: La República.es

El Ayuntamiento cierra apresuradamente el Centro del Programa de Atención y Acogida Temporal a Población Subsahariana

Según el Ayuntamiento, la lentitud insalvable del proceso administrativo ha provocado que a fecha 31 de Diciembre de 2007 se cierre el único dispositivo municipal específico para población subsahariana. El concurso para gestionar el Programa todavía no ha sido resuelto, y el contrato con la entidad que lo gestionaba actualmente finaliza el 31 de Diciembre de 2007.

Este cierre se está produciendo de una forma contraria a la ética y a la moral, atentando contra el objetivo de favorecer la integración de la inmigración subsahariana. Todo el trabajo que se ha venido realizando desde este programa será echado por tierra con esta decisión desastrosa y despreocupada, como si las personas usuarias de los servicios fuesen cajas transportables de un lugar a otro.

Más de 900 personas quedarán sin atención, dado que la sede del Programa (c/. Buen Gobernador 16, Metro: El Carmen) era el único punto de referencia para muchas de estas personas (donde acudían para informarse, buscar empleo, aprender español, dejar documentación, etc…).

50 personas de los pisos supervisados del Programa serán trasladadas al hotel Wellcome (c/. Casas de Miravete 28. Polígono Industrial Vallecas. Metro: Sierra de Guadalupe), SUSPENDIÉNDOSE TODA LA INTERVENCIÓN SOCIAL: allí se les ofrecerá alojamiento y manutención hasta el 29 de Febrero de 2008, pero no habrá personal que realice el seguimiento social, psicológico y jurídico de estas personas. Tampoco habrá ayuda económica para el transporte de estas personas.

El traslado se producirá el VIERNES 28 de Diciembre, a las 11 de la mañana: un autobús de Cruz Roja recogerá a las personas usuarias al lado del puente de VENTAS (junto a la plaza de toros).

Estamos intentando difundir lo que ha ocurrido con el Programa para que el Ayuntamiento (en concreto la Dirección General de Inmigración, Cooperación al Desarrollo y Voluntariado, dependiente del Área de Gobierno de Familia y Servicios Sociales) asuma su responsabilidad en este cierre.

Las trabajadoras del Programa expresamos nuestro más profundo desacuerdo hacia el modo en que se está produciendo el cierre, y realizaremos las movilizaciones necesarias para que esta actuación del Ayuntamiento no quede en el olvido.


Atentamente,
Equipo subsaharianos.

Cierre del Centro de Acogida Temporal a Inmigrantes Subsaharianos




video